Entrenar con calor

RSS
Entrenar con calor

Hacer ejercicio a altas temperaturas puede provocar un golpe de calor, una deshidratación severa o una insolación; sin embargo, si es parte de tu entrenamiento considera no ejercitarte cuando tu organismo esté haciendo la digestión porque lo obligarás a trabajar de más.

Estudios científicos han demostrado que los colores claros no necesariamente te protegen del calor porque pueden provocar un efecto invernadero en el cuerpo; así como los colores obscuros tampoco aumentan la temperatura corporal, en lo que deberás poner tu atención es en el tipo de telas que nos aíslen de la temperatura pero que permitan traspirar y eliminar el exceso de calor generado por el ejercicio pero que se mantenga seca.

Por último, deberás hidratarte más de lo acostumbrado, recuerda que no sólo debes beber agua tendrás que usar electrolitos para que tu rendimiento no decaiga y no sufras de calambres musculares.

Anterior Siguiente

  • Blanca Fernández